Seis cosas que hemos aprendido de la Sexta Temporada de The Walking Dead

Hoy hace una semana que nos despedimos de la Sexta Temporada de The Walking Dead, y durante esta semana hemos tenido mucho tiempo para darle vueltas y pensar en todo lo que hemos aprendido de esta temporada.

1. Cada vez hay más amenaza de los vivos.

The Walking Dead es en su esencia más pura, una serie sobre un apocalipsis zombi y como sobrevivir a él, pero ha quedado demostrado con la sexta temporada, que los caminantes son cada vez menos una amenaza o de hecho la “Gran Amenaza” que suponían en las primeras temporadas.

Matar a un zombi o caminante es relativamente sencillo para Rick o cualquier de nuestros protagonistas. Verles de rodillas frente a Negan y su bate, nos deja claro que nada va a ser lo mismo y que seguramente la séptima temporada volverá a dejar cada vez más de lado, esa amenaza zombi que tanto nos preocupaba en la primera temporada.

2. Negan no es un tipo muy agradable.

Muchos esperábamos por fin ver a Negan, y como no, apareció en la parte final del capítulo. Sobre el Negan que ha creado Jeffrey Dean Morgan no todos han quedado satisfechos de su actuación, pero algunos dicen que es justamente lo que podríamos esperar de él a partir de los cómics.

3. Nuestro grupo parece cada vez más “tonto”.

Rick parecía un líder razonablemente bueno o al menos uno con las ideas claras, pero a partir de su desastroso plan para intentar sacar a los zombies fuera de la ciudad en la primera mitad de esta temporada, su autoridad ha sido cada vez más difícil de respetar. Lo que es peor, es que la gente previamente sensata como Daryl, Michonne, y Abraham parecen haber sido infectados por su incompetencia.

Todo se debe a que en realidad no ha sido hasta el final, cuando han trabajado como un equipo, ni tampoco parecen saber, ni preocuoparse por lo que los demás de su grupo está pensando o sintiendo. Ésto les pasará factura.

4. Carol podría morir (o dejarse morir).

Desde que Carol prendiera fuego a los suyos en la prisión por el bien del grupo, ella ha sido el personaje más duro de The Walking Dead: una mujer tan empeñada en sobrevivir que escondía su buen corazón sólo porque su gentileza podría ser peligrosa para la vida. Pero hacia el final de esta temporada, Carol ha desarrollado sentimientos románticos y posteriormente ha tenido que volver a ser la Carol fría de siempre, algo que no le ha gustado de modo que decide finalmente abandonar a los suyos, porque según su propia lógica perversa, ella piensa que su vacilación demuestra que ella no ama a sus amigos lo suficiente. En el final de temporada, parecía estar a punto de morir, y aunque fue salvada por Morgan, no sabemos si sobrevivirá o tiene realmente sus días contados.

5. El ritmo de la serie sigue sin ser el adecuado.

No es algo nuevo… parecía que la sexta temporada iba mejorando ese aspecto, pero su ritmo sigue fallando.

6. Hay mucho por hacer en la séptima temporada.

En esta temporada, hemos visto capítulos de “relleno”, personajes que deben morir y no mueren nunca, pero siempre han sabido como sorprender cuando ha tocado. Han establecido una buena base que toca pulir.

A pesar de todo, si la serie va a llegar a una séptima temporada es por algo, y es que sigue siendo la serie más vista de la televisión por cable. Los espectadores siguen viendo la serie, y están deseando que llegue la séptima temporada para saber lo que pasa y ver a quién ha matado Negan.

¿Quieres añadir algo más?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s